Machín

Qué noticia tan positiva para LaLiga ha sido este Girona de Pablo Machín. Y su sistema, de hecho, me parece una de claves tácticas de la temporada en Primera.
Todas las temporadas nos encontramos con historias así. Creo que se está volviendo muy importante el hecho de llegar a Primera con un bagaje y una historia por detrás. El Girona no sólo ascendió con un equipo técnico y humano que llevaba tiempo junto, sino que sus dificultades para ascender, con varios intentos fallidos muy dolorosos, creo que suma para estar más preparado en Primera.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Muchos entrenadores trasladan un mensaje de intentar disfrutar, peor saben que el salto de categoría te pega una sacudida cuando la calidad es tal que puedes perder un partido en el minuto 20 por 2-0. Es ese sensación posible de que igual no compites. Y el Girona traía su propio relato de dificultades y motivaciones. Y Machín, al frente, lo ha bordado.
Yo lo que veo es que Paco Jemez ha sido muy poco realista a la hora de analizar sus plantillas y su modo de juego.
Siempre me ha dado la sensación de que ha querido jugar a lo mismo a pesar de que sus plantillas en varias ocasiones no daban un nivel mínimo para poder llevar a cabo la propuesta que hacía Jemez. Creo que esto se ha visto muy claro en sus temporadas en el Rayo, donde hasta diciembre lo pasaba muy muy mal y luego con los refuerzos de enero remontaba gracias a que le llegaban jugadores de mucho más talento del que disponía hasta ese momento.
Es decir, mi sensación es que él propone una forma de jugar sin pararse a ver si sus jugadores se adaptan.
Qué difícil es este tipo de cosas. Con una plantilla de calidad limitada y dar esa cultura táctica para competir es un logro inmenso. Una demostración más de que asentar una base (más difícil aún si el jugador no la tiene) con varios principios generales e ir puliendo matices para tu modelo de juego es un asunto muy complicado, no se puede definir ni siquiera en un año de entrenamiento. El entrenador y el proceso necesitan muchas horas de implicación y eso supone tener paciencia. Qué los equipos sepan esperar hasta tener su momento es de lo más meritorio que hay en el fútbol moderno
Una cosa muy buena que a tenido este Girona de Machin, es que llevaban casi tres temporadas jugando igual, y cambiando, no muchos jugadores, y hasta se podría decir, que de los importantes, ninguno.

Y con esa idea, en agosto aterrizaron en primera, implantandola igual que en temporadas anteriores, y con resultados más que elogiados, y con toda la razón.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Notición para Girona, y por supuesto, para esta liga que tanto nos gusta!!

Lo de Jemez es otra cosa, es muy divertido de ver (creo que a menos que no sea el que dirige a tu equipo), pero no se puede salir así en todos los partidos, y mucho menos, contra todos los adversarios. Creo que todos los equipos, y más los de primer nivel, deberían tener un sinfín de propuestas diferentes.
Creo que la gran difrencia, sin ánimos de ofender, es que Paco Jemez es un entrenador que prioriza la estética, mientras que Pablo Machín prioriza la competitividad.