Argentina

Pese a todo, al comienzo del segundo tiempo, tras un rebote en el área, Messi remató al arco, la pelota pegó levemente en Mercado y descolocó a Lloris, lo que significó el 2-1 parcial para Argentina. Pareció que se quedaba con la llave, lucía mentalmente fuerte. Sin embargo, faltaba mucho partido y sólo 9 minutos más tarde Benjamín Pavard, una de las grandes revelaciones del Mundial, pescó un rechazo al borde del área, le dio con tres dedos y le salió un golazo al ángulo: 2 a 2. Se dio a sí misma una muestra de coraje Francia y en once minutos más liquidó el pleito. Allí Mbappé hizo estragos con su velocidad y técnica. Lo habíamos descubierto un año y medio atrás en un choque del Mónaco frente al Manchester City y nos preguntamos: ¿qué es esto…? ¿De dónde salió…? Ahora ya es una realidad.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Messi puso un pase magistral a la cabeza de Agüero y éste descontó: 4 a 3. Ya no quedaba tiempo… Messi, sin disponer de una sola pelota decente en toda la tarde, juntando las monedas, fabricó dos goles. No se entendió que Agüero jugara apenas 28 minutos y Argentina haya regalado esa posición tan determinante en el fútbol.

No adhiero al tono de tragedia que utilizan en la Argentina la prensa y los hinchas. Hay que desdramatizar el fútbol. Se gana y se pierde. Era un equipo que clasificó con angustia al Mundial, con angustia a octavos de final y se le terminó la épica frente a una Francia repleta de nombres rutilantes, con un trabajo de largo plazo -Didier Deschamps lleva exactos seis años al frente, con dos Mundiales y una Eurocopa dirigidos-. Pese a todo, defendió con auténtico amor la camiseta, Argentina. Llegó a Rusia luego de un desastre institucional de muchos años. Primero, la nefasta autocracia grondonista, luego el calamitoso posgrondonismo, la intervención de la FIFA, los desatinos, cambios de técnicos, una improvisación total. El Maestro Tabárez cumplió diez años en Uruguay, llevando un proceso serio y calmado. Ahí está la muestra: magnífica participación en tres Mundiales consecutivos, una Copa América ganada, prestigio, recambio, continuidad, paz.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Ahora se abre un período de críticas feroces. El periodismo y el hincha argentino le ponen la vara más alta en todos los torneos a la Selección. Está bien tener ilusión, ambición. Pero hay una exigencia desmedida. No se puede ser campeón por deseo simplemente. Ni por imposición. Esta selección llegó a una final del mundo y a dos de América. Y luchó casi con pasión ante equipos mejor estructurados. Futbol tenía poco, y anímicamente no defraudó. Protagonizó dos de los partidos más emocionantes del Mundial. La idea era acompañar mejor a Messi, porque con un futbolista tan excepcional cabe pensar en algo mejor. Nunca se pudo, no les da. Igual hay que agradecerle a Mascherano, Otamendi, Mercado, Tagliafico, Banega, Rojo, Agüero todo lo que han entregado. Es un fin de ciclo y a empezar de nuevo. Sin dramatismos, para luchar la próxima Eliminatoria y hacerlo mejor en Qatar 2022. Nadie muere por esto. Se puede volver a casa con la frente alta. Y Messi debe seguir intentando, lo merece.